Seguridad en chalets: cinco tips que te mantendrán a salvo

Desde el comienzo de la crisis el asalto a domicilios se ha incrementado exponencialmente. Hay que destacar que los chalets son las viviendas más susceptibles a los robos puesto que generalmente se encuentran en lugares más aislados y el acceso es directo desde el exterior. Por ello contar con un equipo de cámaras de seguridad nos ayudará, no solo como método disuasorio ante un posible robo, sino que grabará todo lo que sucede dentro de la casa.

Cuando hablamos de robos dentro de un hogar, más allá de la pérdida de bienes materiales nos asustan la agresiones que se producen hacia los habitantes de la casa y la sensación de violación de la intimidad que se produce tras un allanamiento. Ante sentimientos tan graves hay que tomar medidas que nos garanticen la integridad del hogar y nuestra protección. Para eso está Altatec, que ofrece a los dueños de chalets sistemas de videovigilancia y seguridad activa con la última tecnología del sector. En definitiva lo que de verdad interesa: más imágenes y menos palabrería.

A continuación os dejamos cinco sistemas de seguridad esenciales para un chalet:

  1. Vallado exterior: ubicar una valla en todo el perímetro de la propiedad es la primera barrera que encontrarán los ladrones. Debe contar con una altura suficiente que dificulte su asalto y de una robustez importante para que no puedan atravesarla. Hay que tener en cuenta que es el equivalente de la fachada de un edificio, así que cuanto menos pueda verse el interior de la casa, mejor.
  2. Sistema de control en el garaje: la puerta del garaje es un punto crítico en el mundo de la seguridad. Así que reforzar el control de entrada para que no se cuelen extraños nos ahorrará más de una desagradable sorpresa.
  3. Alarmas: siempre con conexión a la Central Receptora de Alarmas para que haya una respuesta inmediata por parte de las fuerzas de seguridad.
  4. Cámaras de seguridad: controlará en todo momento lo que sucede en el interior del chalet y dará un testimonio fundamental para identificar a los asaltantes. Nunca está de más instalar una cámara de seguridad en la entrada para identificar a las personas que llaman a la puerta.
  5. Simulador de movimiento: para las épocas en las que no estemos en casa. A través de este sistema se encienden luces y pequeños electrodomésticos para dar la sensación de que hay gente en el chalet.
Seguridad para comunidades de vecinos