Robos en clínicas veterinarias: la necesidad de implementar videovigilancia

Las clínicas veterinarias, que son refugios para la salud y el bienestar animal, han estado experimentando un aumento preocupante de los robos en los últimos tiempos. ¿La razón? La accesibilidad y la falta de seguridad adecuada hacen que sea relativamente fácil acceder al interior de estos centros.

La accesibilidad y, a menudo, la falta de sistemas de seguridad adecuados, hacen de las clínicas veterinarias un blanco fácil para los ladrones.

Las clínicas veterinarias son entornos únicos. Están diseñadas para recibir personas y animales de todo tipo y la presencia de equipos médicos costosos, suministros farmacéuticos valiosos y, en algunos casos, incluso mascotas de valor las hacen atractivas para los cacos.

¿Qué efectos puede tener la video vigilancia a la hora de reducir los robos e incrementar la seguridad en las clínicas? 

  1. Disuasión de criminales: La presencia visible de cámaras de seguridad puede disuadir a los delincuentes antes de que intenten cometer un robo. Saber que están siendo monitoreados reduce significativamente la probabilidad de que se atrevan a llevar a cabo un acto delictivo.

  2. Recopilación de pruebas: En el desafortunado caso de que se produzca un robo, las cámaras de videovigilancia pueden proporcionar pruebas valiosas para ayudar en la identificación y persecución de los culpables. Estas pruebas pueden ser cruciales para recuperar objetos robados y llevar a los responsables ante la justicia.

  3. Monitoreo remoto: Los sistemas modernos de videovigilancia permiten el monitoreo remoto de las instalaciones en tiempo real. Esto significa que los propietarios y el personal pueden supervisar la clínica incluso cuando no están físicamente presentes, brindando tranquilidad las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

  4. Seguridad del personal y los pacientes: La seguridad no se limita a proteger los activos materiales de la clínica; también se trata de salvaguardar a las personas y animales que la frecuentan. La videovigilancia puede ayudar a prevenir situaciones de violencia o maltrato hacia el personal y a los animales, asegurando un entorno de trabajo seguro y ético.

  5. Cumplimiento normativo: En muchos lugares, la instalación de sistemas de videovigilancia en establecimientos comerciales, incluidas las clínicas veterinarias, es un requisito legal. Cumplir con estas regulaciones no solo garantiza la seguridad, sino que también evita posibles sanciones y multas por incumplimiento.

En España cualquier clínica veterinaria que disponga o quiera disponer de sistemas de videovigilancia deberá tener en cuenta la Instrucción 1/2006, de 8 de noviembre, de la Agencia Española de Protección de Datos, sobre el tratamiento de datos personales con fines de vigilancia a través de sistemas de cámaras o videocámaras.


Compartir



Evita vandalismo, intrusión o acoso en tu centro escolar