Empresas de videovigilancia y seguridad: Alarmas innovadoras en ZARA

Todas las prendas de ZARA, la cadena estrella de Inditex, llevan una alarma, pero las alarmas tradicionales ya no son suficientes, los ladrones tienen multitud de técnicas como el papel metálico o las máquinas de ultrasonidos para burlar las medidas de seguridad más conservadoras, razón por las que las empresas de videovigilancia y seguridad tienen que avanzar y dar un paso más allá integrando nuevas tecnologías e innovando para estar a la altura de los últimos avances en materia de seguridad.

empresas de videovigilancia

Las empresas de videovigilancia y seguridad comienzan a dar pasos hacia la innovación

El mejor ejemplo nos lo muestra la cadena  Inditex, que incluye en sus dispositivos tecnología RFID que le permite seguir el recorrido de cada una de las prendas hasta su venta, además incorporan un chip a cada alarma que actúa como un DNI de cada prenda. Un paso más que dan las empresas de videovigilancia, alarmas y seguridad más sofisticadas. ¿En qué consiste la tecnología RFID y el chip que le acompaña?

La identificación por radio frecuencia o RFID (Radio Frequency IDentification) es una tecnología que incorporan muchas empresas de videovigilancia y que permite identificar automáticamente un objeto gracias a una onda emisora incorporada en el mismo que transmite por radiofrecuencia los datos identificativos del objeto, siendo esta identificación normalmente unívoca. Si además incluyen un chip que permite identificar la localización, tipo de prenda y color con un código, obtienen la protección ideal a bajo coste. De esta forma, la compañía sabe todo lo que entra y sale del almacén y los detalles de cada prenda que venden.

Las prendas abandonan el centro logístico con todos sus datos dentro de sus pequeñas alarmas. Al llegar a las tiendas, y ser descargadas, los empleados, con una pistola láser, pueden comprobar en segundos (sin deshacer ni las cajas) todos los artículos que han llegado, sin contarlos uno a uno. Porque las diminutas antenas RFID creadas por las empresas de videovigilancia o seguridad que esconden sus alarmas emiten en un radio de tres metros y le dicen al ordenador que han llegado.

En las tiendas (y en la central) los empleados saben en todo momento lo que se vende. Cuando el cliente escoge una prenda, al retirar un empleado la alarma, ésta traslada automáticamente a la caja registradora los detalles del artículo que se está vendiendo y el precio, sin tener que escanear una segunda vez el artículo. Una vez satisfecha la cuenta, el ordenador registra que ese artículo abandona la tienda. La alarma, una vez retirada por el dependiente, pasa a una caja. La información que contiene será borrada. Y de nuevo entrará en el sistema: será enviada a una fábrica, para acompañar a una nueva prenda. Tecnología que las empresas de videovigilancia y seguridad ofrecen a empresas para controlar y proteger sus productos.

¿Quieres saber más sobre qué sistemas de seguridad necesitaría tu empresa? Te llamamos. 

Vigilancia para garajes: Cuidado con los mandos de coche inalámbricos