¿Dejas tu material de esquí en el trastero? Tal vez deberías vigilarlo
Llega la temporada de esquí y los amantes de este deporte ya tienen a punto el material, que guardan celosamente en el trastero de la comunidad de propietarios, preparado para salir en cualquier momento. Pero quizás deberían estrechar su vigilancia: los ladrones aprovechan esta época del año para asaltar los trasteros y hacerse con él.
El elevado precio del equipo (dependiendo de la calidad podemos hablar de unos 700 euros de media entre esquís o tabla de snowboard, botas, cazadora, bastones y pantalón) hace de éste un ansiado objetivo para los cacos ya que tiene una buena salida en el mercado negro y a partir de ahora, una elevada demanda por parte de la gente que no tiene reparo en comprar material del que desconocen su origen.
Pero, por supuesto, el material deportivo no es el único botín deseado. Bicicletas, herramientas, equipos de sonido y cascos de moto son los otros artículos más robados en los trasteros y garajes. Teniendo en cuenta los beneficios que pueden obtener de
la reventa de este material y el poco castigo que reciben por este hurto, los ladrones no dudan en arriesgar y asaltar las comunidades ajenas. Además, el descuido al que sometemos a trasteros y garajes hacen de estas zonas unos lugares relativamente fáciles de saquear.

Los descuidos que tenemos al no vigilar el cierre del garaje, no pasar las revisiones de la puerta del parking y no tener instalados controles de accesos son las principales causas de estos robos. Desde Altatec Seguridad queremos hablaros de algunas medidas de seguridad que mantendrán a salvo vuestros equipos de esquí o snowboard:

  1. Cámara de seguridad en el parking: contar con un circuito cerrado de televisión es una potente arma disuasoria. Además en el caso de que robaran, es un elemento imprescindible para la identificación de los delincuentes.
  2. Alarmas: eso sí, conectadas con la Central Receptora de Alarmas para tener una respuesta inmediata y poder actuar en el momento adecuado. En Altatec contamos con un sistema personalizado de alarma con aviso en tiempo real al móvil personal.
  3. Controles de acceso: cámaras de lectura de matrículas, llave electrónica de seguridad, código de seguridad o biometría.
  4. Barreras físicas: barreras y puertas de acceso que funcionen correctamente. No hay que olvidar cumplir con las revisiones pertinentes que garantizan un buen funcionamiento de estos elementos.
  5. Una buena iluminación: y no solamente en el garaje. Evitar los rincones oscuros es una buena forma de impedir que alguien se oculte.
Tipos de robos: Cómo evitarlos